Vientre del vientre de mi vientre 

2017

Caja de madera, terciopelo y figura de resina.

Medidas Variables.

La Casa de muñecas que es juguete habitual de la infancia, en el que los niños se meten y juegan en roles a través de muñecos, que se introducen en un contexto (un paseo en coche, cocinar, ir de compras..) en este caso el hogar. Cuando juegan las muñecas suelen reflejar la figura de madres, padres y hijos, familias heterosexuales, la madre se queda en casa cuidando de los hijos y realizando las tareas del hogar y le padre sigue siendo la figura que se encarga de trabajar fuera de esta, repitiendo así los patrones socialmente aceptados.

Por otro lado la pieza del altar, recrea una tradición de Castilla y Leon y la Iglesia Católica, en la que sus creyentes se van pasando de casa en casa la figura del Santo /Patrón / Virgen de su pueblo, que va resguardada en una especie de mini altar transportable.

El titulo también hace referencia al primer lugar o primer espacio habitado, haciendo un juego de palabras refiriéndonos a nuestras antepasadas que también han repetido estos mismo roles.
En la obra se vinculan las dos figuras representando como un rol que ha de cumplir la niña situándose como la Virgen. De ahí que la figura elegida sea Maria Auxiladora (La virgen con el niño) ya que otro rol con el que suelen jugar las niñas es el de ser madre. Además de que sea una pieza itinerante (aunque la propia escultura se quede en una misma posición en la sala, nos referimos a la idea de Santuario o altar) recrea la idea de que este acto de juego (de las niñas) se repite en todas las casas.

Estos estereotipos y atributivos vinculados históricamente a cada sexo se desarrollan en la infancia y terminan por construir el género. Un género que se basa en una construcción social que los niños tienden a reproducir todavía, en el juego.